Frases de Silvio Rodríguez


Jueves, 08 Diciembre 2016
Frases de Silvio Rodríguez

Los amores cobardes no llegan a amores ni a historias; se quedan allí. Ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar

Disfruté tanto, tanto, cada parte, y gocé tanto, tanto, cada todo, que me duele algo menos cuando partes porque aquí te me quedas de algún modo

Hay locuras que son poesía, hay locuras de un raro lugar. Hay locuras sin nombre, sin fecha, sin cura, que no vale la pena curar

El lago parece mar, el viento sirve de abrigo: todo se vuelve a inventar si lo comparto contigo

Amigo, sí, es también quien me soporte, pero amigo mayor es quien me ampara

La angustia es el precio de ser uno mismo

Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado

El problema no es repetir el ayer como fórmula para salvarse. El problema no es jugar a darse. El problema no es de ocasión. El problema, señor, sigue siendo sembrar amor

Lo más terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida

Ojalá pase algo que te borre de pronto: una luz cegadora, un disparo de nieve, ojalá por lo menos que me lleve la muerte para no verte tanto, para no verte siempre en todos los segundos, en todas las visiones: ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

Qué fácil es protestar por la bomba que cayó a mil kilómetros del ropero y del refrigerador

Tolerancia, tolerancia, palabrita en el mantel, pocos platos se la sirven, muchas bocas a comer

Por otra parte detener amores es pretender parar el universo. Quien lleva amor asume sus dolores y no lo para el sol ni su reverso

La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes

El amor es como un violín. La música podrá detenerse ahora y después, pero las cuerdas lo recordarán por siempre

Esa mujer propone que salte y me estrelle contra un muro de piedras que alza en el cielo, y como combustible me llena de anhelos, de besos sin promesa y sentencia sin leyes

Mi amor no precisa fronteras; como la primavera, no prefiere jardín

Sigamos amando pese a todo. El amor es el poder real entre todos los poderes

Qué maneras tan curiosas de recordar tiene uno... qué maneras tan curiosas... Hoy recuerdo mariposas que ayer sólo fueron humo, mariposas, mariposas que emergieron de lo oscuro. Bailarinas, silenciosas

Sólo el amor engendra la maravilla. Sólo el amor convierte en milagro el barro

Te amaré, te amaré lo que queda, te amaré cuando acabe de amar. Te amaré, te amaré si estoy muerto, te amaré el día siguiente además, te amaré, te amaré como siento, te amaré con adiós, con jamás. Te amaré, te amaré junto al viento, te amaré como único ser. Te amaré hasta el fin de los tiempos, te amaré, y después, te amaré

Oh melancolía, amante dichosa, siempre me arrebata tu placer

Quién fuera ruiseñor, quién fuera Lennon y McCartney, Sindo Garay, Violeta, Chico Buarque, quién fuera tu trovador


Creo que el colmo de la vida es contar lo que nos pasa, hacer la fábula florida de nuestra tragedia

Te doy una canción como un disparo, como un libro, una palabra, una guerrilla: como doy el amor

Debes amar el tiempo de los intentos, debes amar la hora que nunca brilla y si no, no pretendas tocar los yertos

Mi amor no es amor de mercado, porque un amor sangrado no es amor de lucrar.

La prisión acaba, la prisión de hierro, pero continúa la prisión del sueño, del sueño



Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.




Iliana Cobian





TE RECOMENDAMOS