No serás capaz de reconocer a los profesores de Harry Potter de jóvenes...


Martes, 13 Diciembre 2016
No serás capaz de reconocer a los profesores de Harry Potter de jóvenes...

Que todos tenemos un pasado no es un misterio, pero en el caso de cuando vemos a personas que parece que siempre fueron viejas nos acabamos llevando curiosas sorpresas. En el caso de los actores que prestaron su imagen para las películas de la saga de Harry Potter, nos sorprende cómo han ido cambiando hasta alcanzar su apariencia actual. Comenzaremos por uno de los que nosotros consideramos que hicieron mejor papel, aunque por desgracia ya no esté presente.

Alan Rickman, que daba vida al profesor Severus Snape, fue sin duda uno de los más reconocidos. Su papel infundía odio, lástima, respeto, miedo y toda una amalgama de sentimientos que culminaron en respeto y admiración hacia el final de la saga. Pero no cabe duda que su actuación fue envidiable, pues supo transmitir un carácter que nada tenía que ver con su personalidad real. Este actor nos dejó para siempre a principios del 2016.

Imelda Staunton tuvo una actuación también encomiable. Su personaje, la profesora Umbridge, fue sin duda uno de los más odiados de todos los libros. Quizá a algunos les cayese hasta pero que el propio Voldemort. Sea como fuere esta maravillosa actriz también tuvo un pasado alocado y una apariencia muy popera. Cómo corren los tiempos para todos y lo que ha conseguido evolucionar hasta ahora la que fue una de las profesoras más cursis de toda la saga.

Robbie Coltrane, por contra, encarnaba el papel del bonachón guardabosques de Hogwarts, Hagrid. Aunque en la realidad sólo le sacaba un centímetro a Rickman, su aspecto siempre tuvo que ser brutal y desmedido. Como cambian las cosas cuando lo vemos en su tierna juventud actuando como un noble con peluca y ropa con puñetas. Lo que son las exigencias del guión. Nosotros, personalmente, lo preferimos como el semigigante entrañable.

Argus Filch nunca fue profesor, ni siquiera era mago. Pero lo que sí fue David Bradley, el actor que le daba rostro, era joven. Podemos observar que además fue todo un atractivo actor, muy parecido a alguno de los beatles. Exigencias del guión se pidió que acabase siendo un desastroso conserje que nunca tuvo posibilidad de realizar ni el más simple de los conjuros. El odio que le profesamos puede que en su caso fuese más la caracterización que los escasos diálogos de los que disfrutó

Puede que Lockhart fuese uno de los más bribones y mentirosos de entre todos los profesores que pasaron por la escuela. Su actuación estaba entre buena y mala, pero conseguía transmitir la sensación de patán que luego ejecutó a la perfección. Sin duda uno de los personajes que pasó con menos gloria de toda la saga, a pesar de su éxito dentro del mundo de los magos y las brujas. Aquí tenemos una imagen de su pasado que nos retrotrae a épocas mejores de Kenneth Branagh.

Gary Oldman es de lejos uno de los actores con mayor reconocimiento del reparto. Su facilidad para cambiar de registro es tan espectacular como su cambio con el paso de los años. Realizó un papel estupendo haciendo las veces de padrino de Harry, aunque todos lo recordaremos por su estelar apariencia en la película de Drácula. Sin duda se le da bien hacer tanto de bueno como de malo. Sabemos que no era profesor, ni siquiera personal del colegio, pero no podíamos dejar la oportunidad de que apareciera.

Maggie Smith es uno de los mejores ejemplos de que todos tenemos un pasado. Nunca pensamos que la anciana profesora McGonagall pudiese haber sido esa atractiva joven en el pasado. Su aspecto maduro siempre encerró simpatía a todos los espectadores y quizá a alguno le recordase a algún miembro de nuestra propia familia. Pero su papel fue sin duda uno de los ejes principales a lo largo de todos los episodios de la saga.

No podemos sino despedir este artículo con dos de los más grandes personajes, amén de los 3 protagonistas principales. Los dos actores que encarnaron al profesor Dumbledore fueron sin duda la nota poderosa a la par que entrañable de la protección del castillo. Un irreconocible Richard Harris, actor de larga trayectoria en Hollywood, encarna al mago más poderoso durante tan sólo las dos películas que su salud le permitió representar. Tristemente murió en el 2002 cuando apenas había comenzado a destacar el personaje.

Mucha más suerte tuvo el segundo y definitivo Dumbledore, Michael Gambon. Su actuación tuvo que ser mucho más compleja, para poder representar a un personaje que evolucionaba de forma inesperada durante la trama. Es triste que recientemente se revelara que su carrera como actor se debía de poner en un punto y final por problemas derivados de la memoria. Nosotros, sin embargo, nunca lo olvidaremos como el gran mago que fue en la ficción. 

 

Fuente: Guff


Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.




La Hija de la Chingada

Porque todas llevan una dentro.





TE RECOMENDAMOS