Cómo hizo Breaking Bad una de sus escenas más importantes con la ayuda del equipo de The Walking Dead


Miercoles, 22 Marzo 2017
Cómo hizo Breaking Bad una de sus escenas más importantes con la ayuda del equipo de The Walking Dead

Better Call Saul es la serie que se ha encargado de continuar el legado de Breaking Bad, explorando las circunstancias previas de uno de los mejores personajes secundarios que llegaron a cruzar su camino con Walter White y Jesse Pinkman, en ese violento viaje al corazón de las tinieblas de la metanfetamina y el ansia de poder.

Esto le permite también incluir en la serie la aparición de algún otro viejo conocido para los fans de Breaking Bad.

Hace pocos días se anunció para la temporada 3 de Better Call Saul la presencia de Gus Fring, a quien conocimos como el famoso dueño amable y sonriente de Los Pollos Hermanos y el narcotraficante más poderoso y sanguinario de Nuevo México. Hasta Heisenberg.

Spoilers de Breaking Bad, si es que aún no la has visto

Cuando la ambición y el ego del ex profesor de química devenido en fabricante de metanfetamina creció hasta considerar intolerable trabajar para alguien más, siendo el dueño de la mejor y más pura fórmula química, y habiendo matado a su químico nº2 Gale Boetticher, Gus Fring dejó de ser para Walter White el jefe seguro e implacable para convertirse en un obstáculo que quitar del medio.

 
gustavo-fring-breaking-bad

En una encarnizada batalla que se extendió a lo largo de toda la temporada 4 de Breaking Bad, en la que Walter White parecía siempre ir en desventaja, los dos antagonistas se midieron hasta llegar a ese impactante episodio final de la temporada, apropiadamente titulado “Face Off”, que incluye una de las muertes más destacadas y sorprendentes de la TV.

Es inevitable pensar en ese momento, ahora que volveremos a ver a Gustavo Fring pero en sus inicios, cuando posiblemente todavía ni sospechaba el enorme poder que llegaría a ostentar y mucho menos cómo sería su explosivo final.

Así que es un buen momento para conocer los detalles de la producción y realización de esa memorable escena, que acorde con lo crucial e importante de su lugar en Breaking Bad, consta de varias peculiaridades.

Casi el final de la serie

Al momento de finalizar la cuarta temporada de Breaking Bad, la producción de la serie y la cadena AMC todavía no habían alcanzado un acuerdo para la siguiente temporada, de modo que Vince Gilligan y su equipo diseñaron este episodio de manera tal que, si las cosas no resultaban de acuerdo a lo previsto, funcionara como un final apropiado para la serie:

“Queríamos hacer el final de la cuarta temporada tan satisfactorio y completo como fuera posible, ya que no sabíamos qué nos depararía el futuro. Si la serie no hubiera continuado más allá de esa temporada, creo que habríamos quedado satisfechos hasta cierto punto con el final, gracias a ese episodio”

Sin dudas, éste habría sido un final radicalmente diferente para Breaking Bad.

"Gané"

Afortunadamente, AMC confirmó después la temporada 5 de la serie y el episodio “Face Off” quedó sencillamente como el capítulo final de una batalla que no sería la final y terminaría siendo algo así como una victoria pírrica para Heisenberg.

Colaboración con The Walking Dead

The Walking Dead era en ese momento la otra gran serie de la cadena AMC, y en particular una mucho más experimentada en los asuntos del gore y la violencia gráfica.

Así que la producción de Breaking Bad contactó inicialmente a Greg Nicotero y su estudio de efectos especiales de maquillaje para trabajar en el primer episodio de la temporada 4 de Breaking Bad.

Greg Nicotero es el principal responsable del maquillaje y los efectos especiales relacionados al aspecto de zombies en The Walking Dead, además de haber dirigido varios episodios de la serie y haber creado los webisodes de ésta (su experiencia data de la película Day of the Dead de 1985, en la que trabajó junto a George A. Romero).

En particular, la directora de Breaking Bad Michelle MacLaren llamó a Nicotero para hacer aquella escena del episodio “Box Cutter” de Breaking Bad (4x01), en la que Gus Fring corta el cuello a Victor con un cúter, uno de los actos violentos de más inesperado y brutal sadismo de la TV, que Gus Fring llevó a cabo sencillamente para demostrar de lo que era capaz.

 

Esto sentó las bases de la colaboración del equipo de The Walking Dead con Breaking Bad, que luego sería esencial en el final de temporada.

Face Off

El equipo creativo de Breaking Bad y el de maquillaje y efectos especiales de The Walking Dead trabajaron durante meses para hacer la escena que Vince Gilligan quería lograr en ese asilo de ancianos, con la detonación de Tío Salamanca y su emblemática y macabra campanilla.

Greg Nicotero explicó el minucioso proceso de creación de esa imagen final de Gus Fring, con medio rostro destruido tras la explosión:

“Vince Gilligan es un hombre muy, muy creativo. Cuando trabajas con alguien como él quieres afinar tu proceso creativo lo mejor que puedes.

Yo tomaba conceptos que él me explicaba o me describía por teléfono y hacía varias piezas de arte de concepto, esbozos de cómo sería. Le enviaba a Vince estos bocetos del rostro detonado de Gus, él los imprimía y luego remarcaba algunas áreas. ‘Haz esto un poco más profundo. Quitemos el ojo. Hagamos que tenga la cavidad ocular vacía y no con un ojo chamuscado’. Era muy específico en sus indicaciones y muy claro en lo que quería, lo que hizo que fuera muy fácil llegar a lo que necesitamos.

Después llegó el momento de filmar la escena, que también tendría sus complicaciones.

Para lo que quería Vince Gilligan no era suficiente una pieza prostética para el actor Giancarlo Esposito. Hubo que recurrir a efectos digitales.

Así, se creó una escultura 3D de la cabeza del actor con las partes de su rostro y su cabeza que debían lucir destruidas, y otra máscara prostética que utilizaría el actor, con la añadidura de efectos digitales para ver realmente dentro de su cabeza.

Según Vince Gilligan, en los extras del DVD de la temporada 4 de Breaking Bad:

“Toda esta explosión fue una conjunción de diversas áreas de trabajo, desde efectos especiales físicos y maquillaje, hasta efectos digitales”

Nicotero destacó la decisión de Gilligan —que escribió y dirigió este episodio— de mostrar a la audiencia la revelación de las consecuencias que la explosión había tenido sobre Gus Fring con ese movimiento de cámara que lo toma primero desde un perfil para luego desplazarse hasta verlo de frente, lo que lo hace más sorprendente y asombroso.

Gilligan, en una entrevista con el New York Times también dio los detalles al respecto:

“Todo ese plano único en el que ves que ocurre la explosión y luego la cámara se mueve hacia Gus, son en realidad dos planos: la explosión ocurre en una toma, y luego hay otra que revela el rostro de Gus. Tuve que hacer 19 tomas para que quedara bien. Y en efecto la que usamos al final fue la toma número 19. No era por un error de los actores. Simplemente era yo siendo un director demasiado puntilloso.

La mayor parte del efecto es obviamente el rostro de Gus, lo que queda de él, pero para mí es igual de asombroso lo que hicieron los encargados de los efectos visuales al unir las dos tomas sin que se noten las costuras. Hay humo, pero no ves el corte. Es asombroso lo que pueden hacer en estos días”

 

La escena sigue siendo aún hoy, a pesar de saber el desenlace y de que pasaron cinco años, bastante impresionante. 

También, ese cuadro fijo con la imagen del rostro destrozado de Gus Fring se ha vuelto casi icónico, así que será interesante volver a verlo, en Better Call Saul, con la otra mitad de su rostro completa. Y dando inicios a sus negocios, claro está.







Visto en: http://www.vix.com


Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.



La Hija de la Chingada

Porque todas llevan una dentro.





TE RECOMENDAMOS