Carta para mi mejor amiga, que está con un hombre que no la merece


Domingo, 30 Abril 2017
Carta para mi mejor amiga, que está con un hombre que no la merece

Una de las personas más importantes y valiosas en nuestra vida es nuestra mejor amiga. Es de esas hermanas sin el mismo ADN pero que nosotras la elegimos. Solamente nosotras la conocemos a profundidad y sabemos lo que realmente vale, por eso deseamos que ellas encuentren a una persona que las quiera, la acepte y le de lo que se merece.

Sin embargo, sabemos muy bien que nosotras no somos nadie para prohibirle de quien enamorarse y de quien no. Ellas son libres de enamorarse de quien deseen, aunque a veces no elijan al mejor.

Si tu mejor amiga se ha enamorado de un hombre que no la merece, quizás con esta carta puedes hacerle reflexionar. Sofía Hernández publicó en Upsocl una carta muy conmovedora para esa amiga que está completamente enamorada de ese tipo que no la merece. ¡Aquí te la compartimos!

Una carta para mi mejor amiga, que está con un hombre que simplemente no la merece

Te amo. De la forma más sincera que puede ser, con ese cariño de hermanas que no son de sangre, pero sí de vida. Te amo por ser mi incondicional, por estar aquí en todas mis aventuras, por esa vez que me ayudaste a salir de casa para hacer una tontería, por las ocasiones en que estabas conmigo investigándolo todo acerca del chico que me gustaba, las horas de risas por la mínima tontería, por aquella vez que alguien habló mal de mí y estuviste ahí para defenderme, por decirme las cosas a la cara, no importa lo duras que suenen, por ser mi cómplice a cada momento y contestar el teléfono de madrugada, sin importar si llamaba ebria, con ganas de molestar o llorando.


Creo que las amigas son la forma que Dios tiene para decirnos cuánto nos ama, es como tener un ángel disponible 24/7, tú eres el mío y por eso quiero que sepas un poco de lo que pienso de ti.

Te extraño, por raro que suene; ya sé que estamos cerca e incluso nos vimos en estos días, pero extrañarte va más allá de eso, quiero que regrese mi chica, esa que eras antes de él, cuando no estaba aquí.

El amor es complejo y cada relación es única, pero siempre es lo mejor del mundo cuando es real. Me fascina ver personas enamoradas, disfrutándose y siendo felices, si además son especiales para mí, me emociona más aún, si eres tú, no puedo ni describirlo; el problema es cuando sí eres tú, pero te veo en una relación en donde eres todo menos feliz, menos tú.


Tal vez no soy quién para juzgar tu relación y tampoco pretendo hacerlo, pero hay ciertas cosas que me encantaría que supieras.

Extraño a la chica alegre, esa que reía por todo y hacía chistes tontos siempre, la que siempre decía ‘sí’ cuando le proponía algo y que se sentía orgullosa de sí misma, esa que tenía claro lo que quería y jamás recibía menos, la que vestía con lo que le gustaba y sabía que podía comerse el mundo de un bocado, esa que tenía muchos amigos y siempre estaba de buen humor, que amaba salir, bailar, la que era tan única que encantaba a todos.

No me malinterpretes, te quiero igual justo ahora, pero me da tristeza ver en quién te has convertido; una chica insegura, preocupada todo el tiempo, siempre a la expectativa de lo que necesita, dispuesta en todo momento a satisfacerlo y hacer lo que sea para que ‘él esté bien’, ansiosa cada que vistes de cierta manera, porque tal vez no le guste; cancelando el único plan que tenías porque misteriosamente algo le sucede y claro, tu momento con otras personas o para ti puede esperar, sus necesidades no.


Ojalá entiendas que mereces a alguien que se sienta feliz de tenerte, quien agradezca cada día por el instante en que apareciste y se esfuerce cada momento por ser mejor para ti, alguien que te impulse con tus sueños y esté presente, no a quien te corta las alas; mereces más que posesión, celos y a un niño, porque no eres su mamá, tampoco de su propiedad, se supone que el amor sea libertad, plenitud, confianza, tranquilidad, apoyo y respeto, no miedo, desconfianza, tristeza constante ni enojo.

No tienes idea de lo mucho que me pesa verte llorar de nuevo por la misma persona, alguien que cambia un momento, cuando siente que ya te vas, que dice tres palabras bonitas para convencerte de que por fin, esta vez va a cambiar; y pasa de nuevo, le perdonas, y pasa de nuevo, no cambia y tú solo lloras. Amiga, no hay algo malo contigo, ¿Qué puede estar mal con ser sincera y querer fuerte, querer mucho? Nada, el error no es ser así, porque es parte de tu esencia, el error es ser así con la persona equivocada, porque seamos claras, si no te demuestra con hechos ese amor que dice sentir, amiga mía, no es tu persona.


Por experiencia te digo que vas a estar bien, no es el final, porque puedes… Porque si te vieras como lo hacemos los demás, fuerte, valiente, inteligente, bonita, noble, sincera, luchadora, comprensiva, con tantas cualidades, tampoco te explicarías cómo es que sigues ahí, con él…

Y es que vales tanto, que si te dieras cuenta de tu valor, quedarías sorprendida con lo poquito que estás recibiendo.



Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.



La Hija de la Chingada

Porque todas llevan una dentro.





TE RECOMENDAMOS