Lo que aprendes después de tener muchas aventuras y ninguna relación seria


Viernes, 12 Mayo 2017
Lo que aprendes después de tener muchas aventuras y ninguna relación seria

Para encontrar el verdadero amor es necesario un sólo requisito: haber fracasado lo suficiente para saber lo que en realidad nos importa e interesa de otra persona.

Por eso las aventuras son oportunidades perfectas para crecer y ensayar la vida en pareja hasta que nos llegue el indicado.

Y es que, aunque nos cueste aceptarlo, las relaciones fallidas son las que más nos fortalecen y nos preparan para que algún día nos sintamos listas para dar el siguiente paso con alguien.

Después de cada aventura sabemos algo más sobre nosotras mismas… Cuando las aventuras se acumulan aprendemos que:

Alguien siempre sale herido

Por más que se acuerde que los encuentros sexuales no implican un compromiso, siempre hay uno de los dos que se pierde en el camino y termina rompiendo el contrato.

via GIPHY

Cada aventura es mejor que la anterior

Después de varios amigos con beneficios te das cuenta de que ya te conoces más, estás más segura de tu intuición, de lo que deseas y lo que te gusta de una relación…

via GIPHY

Los consejos de tu mamá no estaban del todo mal

Mientras avanzas en la vida te das cuenta de que lo que te recomendó tu madre no estaba de todo mal. Buscar a alguien con los mismos valores, con metas y ambiciones, que te de seguridad y te apoye de repente no suena tan descabellado.

via GIPHY

Las expectativas te matan

Al final la persona con la que salimos sigue siendo un mortal al igual que nosotras. Sobrevalorar y esperar tantas cosas de nuestra pareja sigue siendo el primer motivo de fracaso de las relaciones. Lo ideal es conocer primero y esperar después… O en el mejor de los casos no esperar nada y dejar que la vida te sorprenda. Eso, en nuestra experiencia, es prácticamente imposible, pero se vale intentar.

via GIPHY

La mayor parte de los dramas sólo existen en tu cabeza

Si no te llamó o no se apareció el día que deberían salir, no necesariamente es que no le gustas o que no hay interés. Lo que sí es cierto es que no eres prioridad… así que si estás de acuerdo con que no haya compromiso y por lo tanto no necesites una explicación, adelante. Si no, tal vez sea momento de buscar una relación más estable.

via GIPHY

Mereces más que una aventura

Cuando comienzas una aventura tus mismos pensamientos parecen sabotear esa decisión. Entonces reflexionas sobre tu vida, lo que has conseguido hasta ahora y tratas de entender el motivo por el que te estás conformando con tan poco. Te cuestionas, razonas, aprendes y decides ir en busca de lo que realmente deseas.

via GIPHY


Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.



La Hija de la Chingada

Porque todas llevan una dentro.





TE RECOMENDAMOS