¿ERES MALA LIGANDO?


Viernes, 12 Mayo 2017
¿ERES MALA LIGANDO?

Pregúntale a cualquier mujer y te dirá que el arte de ligar es una habilidad muy valiosa, tanto en el camino de encontrar una pareja, como para navegar en la vida. Muchos creen que es irrelevante, y todo depende de la química entre personas, pero ¿no la considerarías una habilidad social con muchas ventajas?

No puedes guiñar el ojo

Todos parpadeamos, pero requiere una habilidad maestra para guiñar el ojo lentamente, y realizar una mueca sexy. Si no puedes hacerlo, no sólo se te complica guiñar, sino que te sientes tonta haciéndolo. Para desfortuna tuya, tampoco te ves muy sexy que digamos, sino que parece que te va a dar un ataque.

No te das cuenta que otros están coqueteando contigo

Es posible que el chico que te guste no sea un As en el arte del ligue, pero seguro se debe conocer uno que otro tuco. Te sonríe, hace contacto visual, toca tu cabello y prácticamente te está tratando de seducir sin vergüenza. Es posible que tengas la idea de que NADIE querría coquetear contigo… o tal vez no te das cuenta, pero simplemente no captas la indirecta.

Tienes que darte a explicar

Lo intentas demasiado, y terminas explicando lo que estabas haciendo. Pasas días, semanas y horas planeando el escenario para dar una impresión coqueta y sexy, pero cuando no captan tus intenciones, terminas explicando lo que tratabas de hacer.

Lo sutil no es tu fuerte

El asecho sutil va a sí: Entra a la habitación, hace contacto visual, hace una mueca sexy y lentamente se acerca hacia tu lugar. Puede que no intente hablarte, sólo pasa al lado tuyo al bar y roza su pierna con la tuya. Después de un rato, se acerca y te manda una sonrisa. Por otra parte, tú caminas hacia él, te tropiezas una y otra vez, tiras tu copa y cuando llegas a él, no sabes qué decir, traes espinaca entre los dientes y tu rímel ya se corrió.

No puedes mantener una conversación

No tienes de qué hablar. Pueden ser los nervios o la falta de química entre ustedes, pero no se te viene nada a la mente un tema con el que cual podrían conversar horas y horas. En tu caso, el coqueteo se lleva a cabo por parte de él.

Hay muchos silencios incómodos

Puede ser porque no puedes mantener una conversación o porque eres muy tímida, pero es posible que te cierres completamente a la idea de conocer a alguien que te interesa. En muchas casos, los hombres dependen de la mujer para abrir una conversación, y cuando esto no ocurre, ambos se quedan perdidos.

No puedes hacer contacto visual

El contacto visual es una forma de comunicación importante en el coqueteo. Dicen que los ojos son la ventana del alma, y si no la aprovechas, no podrás conocer a alguien mejor. Sin importar lo que hagas o de lo que hables, si no haces contacto visual, no podrás notar mucho interés.

Te ríes en los peores momentos

Siempre está esa persona en el cine que se ríe en las escenas más serias de la película. La mitad de la audiencia está llorando, la otra mitad apenas y se contiene las lágrimas, pero tú estás que te mueres de la risa. Eso sucede porque en realidad estás nerviosa, y lo mismo sucederá cuando intentes ligar con alguien. En lugar de llorar, querrás reír de todo. Y aunque será lindo al principio, podrías verte algo loca a largo plazo.





Visto en: http://mx.emedemujer.com


Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.



La Hija de la Chingada

Porque todas llevan una dentro.





TE RECOMENDAMOS