El humo tal vez se vaya, pero las toxinas del tabaco se quedan hasta 6 meses en tu hogar


Viernes, 26 Mayo 2017
El humo tal vez se vaya, pero las toxinas del tabaco se quedan hasta 6 meses en tu hogar

Felizmente, cada vez menos personas fuman. Sin embargo, nunca falta aquel invitado que pregunta si está bien fumar en tu casa. Como buen anfitrión probablemente vas a dejarlo e incluso buscarás algún cenicero que ya tenías guardado en un cajón. Piensas: si abro la ventana no incomodará nadie y mañana no olerá a cigarro. Estás en un error, las toxinas del humo del cigarro se mantienen en tu casa durante casi medio año. Y eso significa que, aunque no las veas, te estarán causando daño a ti y a tu familia. 

La casa de un fumador

Las casas donde han vivido fumadores son perjudiciales para nuevos inquilinos ya que han sido expuestas sistemáticamente a las toxinas. Según un estudio del Centro de Control del Tabaco se encontraron pequeñas partículas de tabaco y toxinas en varias superficies de estas viviendas. Por ejemplo: alfombras, tapicería, almohadas, mantas, ropa, ladrillos y demás. Son los lugares de más difícil acceso para la limpieza donde se acumulan estas sustancias.

¿Cómo saben que ésto está afectando a los no fumadores? Se analizaron los ambientes en los cuales habían vivido fumadores. También a los nuevos inquilinos. Los datos se recogieron de la orina de los nuevos ocupantes. En conclusión, las toxinas del tabaco se evidenciaron en los inquilinos a pesar que ellos no fumaban. La única explicación a ésto es que estaban siendo expuestos en sus propios hogares.

A fumar afuera

Según el especialista George E. Matt el humo del cigarro: "Deja compuestos en el ambiente interior de una casa que puede hacer daño a nuestro cuerpo, especialmente en niños. Hay veces que no se pueden ver ni oler estos elementos. Ningún nivel de exposición al tabaco es seguro".

Cigarro en el Perú

El 5 de mayo de este año se subió el impuesto al cigarro. Con esta iniciativa el gobierno buscó disminuir el consumo en la población, especialmente en jóvenes. Por otro lado, hay muchos colectivos que están haciendo fuertes campañas contra el uso de cigarros electrónicos. Estas supuestas alternativas no tan perjudiciales deben ser evitadas. Algunos estudios indican que los jóvenes que utilizan estos aparatos son más propensos a convertirse en fumadores de cigarros reales. Si bien aún no hay evidencia concluyente al respecto, un placebo nunca debe ser visto como una solución permanente, sino más bien como un elemento de transición si se ha decidido dejar el cigarro.

Fuente: NY Times


Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.



La Hija de la Chingada

Porque todas llevan una dentro.





TE RECOMENDAMOS