10 lecciones que aprendes luego de salir con hombres patanes


Miercoles, 31 Mayo 2017
10 lecciones que aprendes luego de salir con hombres patanes

1. Aprender a escuchar cuando alguien te alerta sobre la situación. “Reconozco que hice malas elecciones de pareja, no escuchaba cuando me decían que él estaba mal. Me encapriché con alguien y era alcohólico”. -Liliana

2. Aprendí a respetarme. No tengo porqué ser humillada. 
“Anduve con un chico que
 me pegaba y me humillaba en todo. Después de tener relaciones me comparaba con su ex novias, pero un día llegó al extremo cuando me comparó con una prostituta . Si pudiera regresar el tiempo, llegaría dándole una patada voladora”. -Lola

3. No confiar demasiado rápido. 
“Una vez le conté todo a un chico con el que recién salía. Al otro día, sin mentir, sus amigos hacían chistes sobre mis cosas”. -Fernanda

4. Aprendí a saberme valiosa, con todo y defectos. Si le intereso a alguien no le importarán mis fallas y me ayudará a mejorar. “Aprendí a diferenciar entre un caballero y un patán: el caballero siempre te va a buscar a ti, te presumirá y se preocupará porque llegues bien a casa o comas sanamente. A un patán no le importas, si él se siente bien, es suficiente”. -Mariana

5.  Aprendí a comprometerme con quien quiera hacerlo también. No entregar el corazón a todos. 
“Un patán se dedica siempre a ligar y jamás estar con alguien enserio, no les interesa y no es parte de su vida”. -Brenda

6. Aprendí a no escuchar rumores. Ignorándolos se irán poco a poco. “Muchos le inventan a sus amigos cosas que no han hecho contigo para sentirse el más importante de la manada”. -Abigail

7. Aprendí a dejar las cosas claras desde un principio y a poner reglas que los dos debemos cumplir.  “Un tiempo tuve un fuckbuddie. Todo iba bien, pero llegó un momento en el que me trataba como un objeto sexual. Ambos lo éramos, lo sé, pero ni siquiera me había saludado y ya tenía la mano dentro de mi pantalón”. -Belén

8. Aprendí a hablar cuando algo va mal en la relación. La comunicación es primordial. “Cuando te decepcionan, te niegas a verlo. Aún así sigues con él. Si no le dices nada, él seguirá haciendo cosas más decepcionantes hasta que te harte. Si no es que antes, en su locura, él te bota primero”. -María Fernanda

9. Aprendí a tomarme mi tiempo para conocer personas y no correr. Nadie me persigue.  “Es como cuando tienes hambre y vas al super, tomas lo primero que ves”. -Carolina


Sígueme en  Twitter e Instagram para que sepas más sobre este y otros contenidos.



La Hija de la Chingada

Porque todas llevan una dentro.





TE RECOMENDAMOS